Mejora el Tratamiento Acustico de tu Home Estudio

Seguro que algunas veces te preguntas si necesitas Tratamiento Acústico en tu habitación.

El sonido es algo vivo, que sale de tus Monitores y evoluciona de forma física, reaccionando a los elementos con los que choca para llegar a tus oídos una y otra vez. Sin Tratamiento Acústico las paredes, ventanas y techos harán de las suyas, será difícil conseguir una Mezcla equilibrada y tus Graves estarán en la luna.

Descubre porqué la Absorción y Difusión son tan importantes, aplica estos 3 Consejos especialmente indicados para un Home Estudio y acércate a mejores Mezclas controlando la Respuesta en Frecuencia de tu habitación.

Tratamiento Acústico

La idea general es trabajar dos aspectos fundamentales que, desde hoy, te acompañarán: Absorción y Difusión. El Sonido surge de los Monitores y choca contra todo lo que se encuentra a su paso creando Reflexiones que se cruzan en tu línea auditiva y vuelven a chocar contra las paredes, ventanas y techo para volver a tus oidos con nuevas modificaciones para rebotar de nuevo….ya pillas la idea.

Lo primero que debes hacer es absorber esas Reflexiones de forma que el Sonido salga de los altavoces y se encuentre con materiales que ‘se lo coman’, reduciendo así las Reflexiones. Lo segundo es añadir Difusores que, al recibir las Reflexiones, las fragmenten y dirijan en multitud de direcciones, logrando una Respuesta más equilibrada en toda la habitación.

1. Cuidado con las Esquinas

Son uno de los principales Enemigos en tu Habitación. Sin entrar en detalles técnicos lo importante es entender que ahí es donde los Graves de tu Producción van a ir a hacer de las suyas y donde se van a generar muchos Problemas Acústicos.

El inconveniente más habitual es que sufras un exceso en la percepción de los Graves y eso te lleve a sobrecompensar la Mezcla reduciéndolos, de forma que cuando la escuches en otro entorno los eches de menos.

Coloca Trampas de Graves en las Esquinas que se crean entre dos paredes y también entre las de la pared y el techo. De esta forma conseguirás que absorban todo ese exceso y la Respuesta de tu habitación será más natural.

Si no tienes dinero para comprar unas Trampas de Graves profesionales puedes conseguir un efecto muy parecido con un Gran Sofá o rellenando de Cojines espesos una estructura de madera cuadrada que puedes fabricar tú mismo.

 2. Cuidado con las Ventanas

En una típica Habitación de casa seguro que cuentas con, mínimo, una Ventana. Está muy bien porque entra luz natural y aire fresco cuando lo necesitas, pero son horribles para la Acústica.

El cristal genera un brillo y, depende de donde esté colocado, una distorsión en el Campo Estéreo que realmente pueden joderte la mezcla.  Lo que ocurre, básicamente, es que el Sonido sale de tus Monitores y se refleja en las Ventanas creando múltiples problemas de enmascaramiento de Frecuencias. Lo que oyes no está en tu Mezcla sino en tu sala.

Si tienes una ventana delante o detrás de ti piensa en taparla con grandes Paneles Absorbentes como estos colocados sobre una pieza de madera móvil que puedas quitar cuando quieras luz o aire.

Si no tienes dinero para hacerte con unos Paneles así coloca unas Cortinas pesadas (importante que sean tupidas y espesas) para reducir las Reflexiones.

3. Utiliza tus propios Muebles

Si trabajas en tu Habitación puedes mejorar mucho su Acústica aliándote con algo que seguramente te sobra en ella: los Muebles.

Como comentaba en el primer punto, un sofá grande puede actuar como Absorbente y Trampa de Graves. Si tienes esos puffs enormes estás de suerte porque son excelentes para colocar en las esquinas y las Cortinas pesadas son buenos absorbentes para las paredes.

Utiliza estanterías llenas de libros de diferentes tamaños (nada de colecciones completas exactamente iguales) para trabajar como Difusores, logrando fragmentar en varias direcciones las Reflexiones que lleguen a ellas.

SI TE HAN GUSTADO ESTOS CONSEJOS PARA MEJORAR EL TRATAMIENTO ACÚSTICO DE TU HABITACIÓN COMPÁRTELOS EN LAS REDES.  GRACIAS !